1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Me gusta: 1 Me gusta Imprimir Enviar por correo Letras disminuir Letras aumentar Compartir

La contribución del buceo a la ciencia. Charla con Guillermo de Anda

UNAM - LOS ÁNGELES

No somos capaces de revivir especies que anduvieron sobre la faz de la Tierra hace miles de años, pero sí podemos conocer su apariencia, alimentos preferidos y ritmo de vida. Ahora es posible reconstruir osamentas de seres que habitaron este planeta decenas de centenios atrás, con las dimensiones apropiadas, sin siquiera mover los restos arqueológicos de su sitio original; todo con la ayuda única de una cámara fotográfica y una computadora. Este es uno de los muchos avances a los que la ciencia ha podido llegar en gran parte gracias a las técnicas tradicionales y novedosas tecnologías del buceo, que, desde Jacques Cousteau hasta nuestros días, ha enriquecido el saber humano. Sobre esto habló el arqueólogo submarino y explorador de National Geographic Guillermo de Anda durante su ponencia de dos horas y media en el Auditorio Mark Taper de la Biblioteca Central de Los Ángeles.

El investigador mexicano reveló detalles acerca de los hallazgos recientes en los cenotes mayas, depositarios de la probable raíz de nuestro origen como especie. La velada estuvo abierta a todo el público y se acompañó de expresiones culturales diversas que enriquecieron el ambiente: música prehispánica, un video a favor de la ecología (dirigido por Fernando Carrillo) y obra del pintor Mario Sibaja, transmisora de la visión cosmogónica y astronómica maya y azteca.

A la charla realizada de 5:30 a 8:00 de la noche asistieron los equipos de Mundo Maya Foundation, el Consejo Mexicano de Promoción Turística, el Consulado General de México en Los Ángeles, la Biblioteca Pública del Condado y, por supuesto, la UNAM Los Ángeles.

Actualmente, el Dr. de Anda, bajo el auspicio de la UNAM, el Instituto ASPEN y la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya, desarrolla un proyecto de investigación cárstica en la Península de Yucatán: “El gran acuífero maya”.

En diversas entrevistas el Dr. de Anda ha revelado que la primera vez que se puso un traje de buzo fue a los 13 años. En esa ocasión se lanzó a bucear de manera clandestina en las aguas de Acapulco. Hoy en día nos alegramos que desde aquel día jamás haya dejado de hacerlo.

*Agradecemos a Mundo Maya USA y a Impressions by Karla Silva por las fotografías.