1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Me gusta: 1 Me gusta Imprimir Enviar por correo Letras disminuir Letras aumentar Compartir

El concepto de Aldeas Inteligentes despierta gran interés en la Universidad de Arizona

Dirección

Por: Jordyn Stinnett, Oficina de Iniciativas Globales

 

Los problemas de cambio global y sostenibilidad han hecho que conceptos como “Ciudades Inteligentes” adquiera rápidamente popularidad. En este sentido, otro concepto que ha surgido y está generando gran interés es el de “Aldeas Inteligentes”. La Universidad de Arizona (UA) está proponiendo a sus investigadores que aborden estas temáticas desde los planos multidisciplinarios.

 

El cuarenta y siete por ciento de la población mundial y el 70 por ciento de los pobres del mundo viven en aldeas rurales; de las cuales más de mil millones carecen de acceso a la electricidad. En abril del presente año, científicos de más de una docena de países se reunieron en la Biosfera 2 de la Universidad de Arizona para analizar y discutir las más recientes avances en generación de energía sustentable para las poblaciones rurales y de bajos ingresos de todo el mundo.

 

Conceptualizado por el Dr. Claudio A. Estrada, director de la sede en Tucson de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM-Tucson) e investigador del Instituto de Energía Renovable de la UNAM, el Simposio de Aldeas Inteligentes 2017 reunió a miembros de la Red Interamericana de las Academias de Ciencias (IANAS), la Facultad de Ciencias (College of Sciences) de la UA y el proyecto internacional denominado “Iniciativa de Aldeas Inteligentes (Smart Villages Iniciative)”.

 

“Como copresidente del programa de energía de IANAS, requeríamos organizar una reunión de trabajo al iniciar el año 2017. Nuestro plan de trabajo incluía una discusión sobre “Aldeas Inteligentes”, y dado el interés de la UA por el tema, propuse la idea de organizar un simposio abierto a la comunidad de la UA y al público en general donde los expertos pudieran compartir sus experiencias", comentó el Dr. Estrada.

 

Los co-líderes del proyecto de la “Iniciativa de Aldeas Inteligentes”, el Dr. John Holmes y el Dr. Bernie Jones, viajaron desde el Reino Unido para presentar su proyecto global que esta enfocado a fortalecer las áreas rurales en todo el mundo. La iniciativa busca proporcionar a las aldeas rurales las mismas oportunidades que las zonas urbanas, empezando por fuentes de energía confiables – a veces separadas de los redes nacionales de distribución eléctrica en forma de "mini-redes".

 

El acceso a la electricidad es el núcleo de la Iniciativa de Aldeas Inteligentes, apoyando la noción de que la energía asequible, confiable y sostenible dará paso a una gama más amplia de metas de desarrollo, específicamente mejor educación y salud, así como agua limpia y saneamiento adecuado. El Dr. Jones dijo que su participación en el proyecto estaba motivado por un imperativo moral de justicia y calidad de vida para todos. "Tenemos una enorme inequidad entre las ciudades y las zonas rurales, y hay, más que nunca, un enfoque centrado en el desarrollo de las ciudades. Pero las áreas rurales siguen siendo importantes no sólo para la seguridad alimentaria, pero también por una cuestión de justicia", agregó. "Al traer soluciones a las poblaciones rurales, da a las personas una decisión informada de lo que quieren y deben hacer. Da la oportunidad de decidir si migrar a una ciudad es lo más adecuado para ellos o si quieren permanecer en una zona rural con mejores servicios".

 

Miembros de IANAS, que representa a 20 academias de ciencias en el Hemisferio Occidental, coincidieron que se está en el momento preciso para capacitar sobre este tema a los pobladores de zonas rurales del continente Americano, y que las energías renovables son crucial para lograr este objetivo.

 

"Sabemos del impacto que el uso intensivo de los hidrocarburos, como fuente de energía primaria para las sociedades industrializadas, ha causado al ambiente. En IANAS, estamos comprometidos a construir las capacidades científicas de cada país de América como una herramienta para el desarrollo social ", expresó el Dr. Estrada. "Pero este desarrollo debe ser sostenible; es decir, debe tener un impacto mínimo o nulo en el medio ambiente, por lo que no afectará negativamente a las generaciones futuras ".

 

Los especialistas de IANAS compartieron su programa de energía, que se enfoca en cinco áreas prioritarias: eficiencia energética, energía para poblaciones no atendidas, energía renovable, bioenergía y desarrollo de capacidades. Los miembros compartieron conocimientos y experiencia para actualizar la publicación colectiva de IANAS, "Guía hacia un futuro energético sostenible para las Américas", y sostuvieron que satisfacer las necesidades energéticas básicas de las personas más pobres del mundo es un imperativo moral y social que debe perseguirse.

 

"Debido a que las energías renovables están en todas partes con diferentes intensidades y disponibilidades, una de las primeras acciones que debemos tomar para tener seguridad energética en una comunidad es la identificación de estas fuentes renovables y las tecnologías disponibles para su uso", explicó el Dr. Estrada.

 

Entre los aspectos más valiosos del simposio estaba el sentimiento de que los científicos deben trabajar con los habitantes de las áreas rurales en sus términos para crear resultados realistas a los temas de desarrollo. El Dr. Joaquín Ruiz, director de la Facultad de Ciencias de la UA, sugirió que el simposio de las Aldeas Inteligentes sea un evento anual e involucre a los científicos sociales en el futuro para evaluar la aceptación pública de las diferentes ideas que se están generado.

 

"La idea de un aldea inteligente, que es una manera de hacer a cualquier lugar resistente al cambio climático, incluye pequeños pueblos en ambientes semiáridos y grandes ciudades", dijo Ruiz. "Las soluciones para la resiliencia son científicas, tecnológicas y requieren ciencias sociales y políticas para su implementación. Es un gran desafío”.

 

Fuente: https://global.arizona.edu/smart-villages-concept-gains-traction-u