1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Me gusta Imprimir Enviar por correo Letras disminuir Letras aumentar Compartir

Despertar en los niños y jóvenes el interés por las neurociencias

UNAM - LOS ÁNGELES

 La UNAM Los Ángeles participa en Jornada del Cerebro en el Consulado de Guatemala en San Bernardino, California

Despertar en los niños y adolescentes el interés por las neurociencias y el estudio del cerebro humano es una de las metas que la UNAM Los Ángeles se ha fijado este 2017. A través de las “Jornadas del cerebro” se imparten talleres y conferencias que ahondan en el conocimiento de la mente humana. La más reciente de estas jornadas se realizó en el Consulado de Guatemala en San Bernardino, California, donde niños y adultos reforzaron su saber sobre las neuronas, los hemisferios cerebrales y los impulsos eléctricos que recorren nuestra cabeza y nos ayudan a generar ideas.

Los talleres se impartieron en español con la intención de promover el estudio de las neurociencias entre la comunidad hispana y así motivar a los jóvenes a explorar nuevas áreas de oportunidad. Debido a la iniciativa presidencial Brain Initiative existe un sinnúmero de becas que no son aprovechadas por los latinos debido a la falta de estudiantes en esta área del conocimiento. Fomentar el interés entre los jóvenes, y lograr el acceso de las poblaciones minoritarias dentro de la educación superior a las áreas científicas y tecnológicas (Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es una prioridad de la educación contemporánea. Gracias a las actividades realizadas este pasado sábado 1 de julio, la UNAM-LA se unió, junto con el Consulado de Guatemala en San Bernardino, a apoyar esta labor.

Los participantes de los talleres aprendieron que aunque percibimos el mundo exterior mediante nuestros sentidos, es en realidad nuestro cerebro el que procesa la información y le da coherencia; también construyeron su propio modelo de neurona con limpiapipas y otros materiales; jugaron “Destreza” y descubrieron que hay sustancias -como la dopamina o la oxitocina- que nos hacen experimentar ciertas emociones; y aprendieron que, gracias a sentidos como el tacto o el olfato, somos capaces de reconocer algún objeto determinado sin siquiera mirarlo. Debemos estimular a las nuevas generaciones para que sean ellas quienes aporten ideas y procedimientos novedosos que nos conduzcan hacia un mejor futuro.